mercoledì 27 luglio 2011

La rosa...(poema)


La rosa,
La inmarcesible rosa que no canto,
La que es peso y fragancia,
La del negro jardín en la alta noche,
La de cualquier jardín y cualquier tarde,
La rosa que resurge de la tenue
Ceniza por el arte de la alquimia,
La rosa de los persas y de Ariosto,
La que siempre está sola,
La que siempre es la rosa de las rosas,
La joven flor platónica,
La ardiente y ciega rosa que no canto,
La rosa inalcanzable.

Alguna vez la encuentro por el mundo (poema)

Alguna vez la encuentro por el mundo
Y pasa junto a mí,
Y pasa sonriéndose, y yo digo:
¿Cómo puede reír?
Luego asoma a mi labio otra sonrisa,
Máscara del dolor,
Y entonces pienso: Acaso ella se ríe
Como me río yo.

Asomaba a sus ojos una lágrima...(poema)

Asomaba a sus ojos una lágrima
Y a mi labio una frase de perdón;
Habló el orgullo y se enjugo su llanto
Y la frase en mis labios expiró.
Yo voy por un camino; ella, por otro;
Pero al pensar en nuestro mutuo amor,
Yo digo aún, ¿por qué callé aquel día?
Y ella dirá, ¿por qué no lloré yo?

Como en un libro abierto...(poema)

Como en un libro abierto
Leo de tus pupilas en el fondo.
¿A qué fingir el labio
Risas que desmienten los ojos?
¡Llora! No te avergüences
De confesar que me quisiste un poco.
¡Llora! Nadie nos mira.
Ya ves, yo soy un hombre y también lloro.
_________________
Gustavo Adolfo Becquer

Es cuestión de palabras...(poema)

Es cuestión de palabras y, no obstante,
Ni tú ni yo jamás,
Después de lo pasado, convendremos
En quién la culpa está.
¡Lástima que el amor un diccionario
No tenga donde hallar
Cuándo el orgullo es simplemente orgullo
Y cuándo es dignidad!
________________
Gustavo Adolfo Becquer
1868

Fingiendo realidades...(poema)

Fingiendo realidades
Con sombra vana,
Delante del Deseo
Va la Esperanza.
Y sus mentiras,
Como el Fénix, renacen
De sus cenizas.
___________
Gustavo Adolfo Becquer

Yo sé cuál el objeto de tus suspiros es...(poema)

Yo sé cuál el objeto
De tus suspiros es.
Yo conozco la causa de tu dulce
Secreta languidez.
¿Te ríes? Algún día
Sabrás, niña, por qué,
Tú lo sabes apenas
Y yo lo sé.
Yo sé cuándo tú sueñas,
Y lo que en sueños ves;
Como en un libro puedo lo que callas
En tu frente leer.
¿Te ríes? Algún día
Sabrás, niña, por qué:
Tú lo sabes apenas
Y yo lo sé.
Yo sé por qué sonríes
Y lloras a la vez.
Yo penetro en los senos misteriosos
De tu alma de mujer.
¿Te ríes? Algún día
Sabrás, niña, por qué:
Mientras tú sientes mucho y nada sabes,
Yo, que no siento ya, todo lo sé.
________________
Gustavo Adolfo Becquer

Volverán Las Oscuras Golondrinas (poema)

Volverán las oscuras golondrinas
De tu balcón sus nidos a colgar
Y otra vez con el ala a sus cristales
Jugando llamarán.
Pero aquellas que el vuelo refrenaban
Tu hermosura y mi dicha a contemplar,
Aquellas que aprendieron nuestros nombres,
Esas, ¡no volverán!
Volverán las tupidas madreselvas
De tu jardín las tapias a escalar
Y otra vez a la tarde aún más hermosas
Sus flores se abrirán.
Pero aquellas cuajadas de rocío
Cuyas gotas mirábamos temblar
Y caer como lágrimas del día,
Esas, ¡no volverán!
Volverán del amor en tus oídos
Las palabras ardientes a sonar,
Tu corazón de su profundo sueño
Tal vez despertará.
Pero mudo y absorto y de rodillas,
Como se adora a Dios ante su altar,
Como yo te he querido desengáñate,
¡Nadie así te amará!
_________________
Gustavo Adolfo Becquer