giovedì 11 agosto 2011

“La Balsa de la Medusa” (reflexión)

En 1816 la fragata francesa “MEDUSA” encalló
cerca de Marruecos.
Los restos del navío sirvieron como la única balsa
que mantuvo a 149 personas sin rumbo por más
de 27 días.
La dramática experiencia impulsó a un pintor a realizar
un estudio detallado de los 15 sobrevivientes.
Horrorizado retrató la íntima realidad humana en la
agonía.
Conmovió a Francia con repercusiones que tocaron
lo más hondo del alma.
Aquí observamos las diferentes actitudes humanas que
se revelan en los momentos limites de la vida.
Ahora podemos reflexionar:
¿En que lugar estaríamos nosotros?
¿Cuántas veces atravesamos situaciones y cómo
las enfrentamos?
¿Nos rendimos tirando a la deriva todas nuestras fuerzas?
¿No creemos que tenga solución?
¿Dudamos de todo y de todos?
¿Somos los que mantenemos la esperanza por encima
de todo?
¿Nos esforzamos persistentemente para llegar a la meta?
Si observamos detenidamente no se ve ningún navío
que venga a rescatarnos.
Sin embargo hay un grupo decidido a luchar hasta
sus últimas fuerzas para salvar a todos.
La Balsa representa a la Tierra y los tripulantes
a la Humanidad con las actitudes que cada uno
adopta en la vida.
“ESPERANZA”
“Todo lo que agrande la esperanza también exaltará el valor”

Gracias a la vida /Grazie alla vita (poema)

Gracias a la vida, que me ha dado tanto,
Me dio dos luceros, que cuando los abro
Perfecto distingo, lo negro del blanco,
Y en el alto cielo, su fondo estrellado,
Y en las multitudes, al hombre que yo amo.

Gracias a la vida, que me ha dado tanto,
Me ha dado el oído, que en todo su ancho,
Grava noche y día, grillos y canarios,
Martillos, turbinas, ladridos, chubascos
Y la voz tan tierna del que estoy amando.

Gracias a la vida, que me ha dado tanto,
Me ha dado el sonido y el abecedario,
Con el las palabras, que pienso y declaro
Madre amigo hermano, y luz alumbrando,
La ruta del alma del que estoy amando.

Gracias a la vida, que me ha dado tanto,
Me ha dado la marcha de mis pies cansados,
Con ellos anduve, ciudades y charcos,
Playas y desiertos, montañas y llanos
Y la casa tuya, tu calle y tu patio.

Gracias a la vida, que me ha dado tanto,
Me dio el corazón que agita su marco
Cuando miro el fruto del cerebro humano,
Cuando miro el bueno tan lejos del malo
Cuando miro el fondo de tus ojos claros.

Gracias a la vida, que me ha dado tanto,
Me ha dado la risa y me ha dado el llanto
Así yo distingo dicha de quebranto
Los dos materiales que forman mi canto
Y el canto de ustedes que es el mismo canto,
Y el canto de todos, que es mi propio canto.

Gracias a la vida, que me ha dado tanto.
_________________________________

Grazie alla vita che mi ha dato tanto,
mi ha dato due astri che quando li apro
perfettamente distinguo il nero dal bianco,
e nell'alto cielo il suo sfondo stellato,
e tra le moltitudini l'uomo che amo.

Grazie alla vita che mi ha dato tanto,
mi ha dato l'ascolto che in tutta sua apertura
cattura notte e giorno grilli e canarini,
martelli turbine latrati burrasche
e la voce tanto tenera di chi sto amando.

Grazie alla vita che mi ha dato tanto,
mi ha dato il suono e l'abbecedario
con lui le parole che penso e dico,
madre, amico, fratello luce illuminante,
la strada dell'anima di chi sto amando.

Grazie alla vita che mi ha dato tanto,
mi ha dato la marcia dei miei piedi stanchi,
con loro andai per città e pozzanghere,
spiagge e deserti, montagne e piani
e la casa tua, la tua strada, il cortile.

Grazie alla vita che mi ha dato tanto,
mi ha dato il cuore che agita il suo confine
quando guardo il frutto del cervello umano,
quando guardo il bene così lontano dal male,
quando guardo il fondo dei tuoi occhi chiari.

Grazie alla vita che mi ha dato tanto,
mi ha dato il riso e mi ha dato il pianto,
così distinguo gioia e dolore
i due materiali che formano il mio canto
e il canto degli altri che è lo stesso canto
e il canto di tutti che è il mio proprio canto.

Grazie alla vita che mi ha dato tanto.

Desiderata (poema) español e italiano

Camina plácidamente entre el ruido y la prisa,
y recuerda que puedes encontrar la paz en el silencio.
Hasta donde sea posible y sin rendirte
trata de mantener buenas relaciones con todo el mundo.
Di tu verdad serena y claramente;
y escucha a los demás,
incluso al torpe y al aburrido;
ellos también tienen su propia verdad.
Evita las personas ruidosas y agresivas,
porque son un mal para el espíritu.
Sí te comparas con los demás,
te volverás vanidoso y amargado,
porque siempre habrá personas mejores o peores que tú.
Disfruta de tus éxitos lo mismo que de tus planes.
Mantén el interés en tu propia carrera, por más humilde que ésta sea,
es lo único verdadero que posees en la cambiante fortuna del tiempo.
Sé cauto en los negocios;
porque el mundo está lleno de egoísmo,
pero no permitas que esto te ciegue al punto de no ver que la virtud existe;
muchas personas luchan por nobles ideales;
y en todas partes la vida esta llena de heroísmo.
Sé tú mismo.
En especial no finjas afecto.
No seas cínico en el amor;
porque a pesar de toda la aridez y desengaño
es tan perenne como la hierba.
Acata dócilmente el consejo de los años,
abandonando con donaire las cosas de la juventud.
Alimenta la fortaleza de tu espíritu para que te proteja contra la adversidad.
No te atormentes con tu imaginación.
Muchos temores nacen de la fatiga y la soledad.
Además de una sana disciplina,
sé gentil contigo mismo.
Tú eres una criatura del universo,
no menos que los árboles y las estrellas;
tienes derecho a existir...
Y aunque esté claro o no para ti,
no dudes que el universo marcha como debe ser.
Por lo tanto, debes estar en paz con Dios,
no importando cuál sea tu idea de El.
Y cualesquiera que sean tus trabajos y aspiraciones,
en la ruidosa confusión de la vida, mantén la paz con tu espíritu.
Porque a pesar de toda la hipocresía, del arduo trabajo y de los sueños fallidos,
el mundo es todavía un lugar hermoso.
Sé alegre.
Esfuérzate por ser feliz.
____________________________
Procedi con calma tra il frastuono e la fretta, e ricorda quale pace possa esservi nel silenzio. Per quanto puoi, senza cedimenti, mantieniti in buoni rapporti con tutti. Esponi la tua opinione con tranquilla chiarezza, e ascolta gli altri: pur se noiosi e incolti, hanno anch'essi una loro storia. Evita le persone volgari e prepotenti: costituiscono un tormento per lo spirito. Se insisti nel confrontarti con gli altri, rischi di diventare borioso e amaro, perché sempre esisteranno individui migliori e peggiori di te. Godi dei tuoi successi e anche dei tuoi progetti. Mantieni interesse per la tua professione, per quanto umile: essa costituisce un vero patrimonio nella mutevole fortuna del tempo. Usa prudenza nei tuoi affari, perché il mondo è pieno d'inganno. Ma questo non ti renda cieco a quanto vi è di virtù: molti sono coloro che perseguono alti ideali e dovunque la vita è colma di eroismo.Sii te stesso. Soprattutto non fingere negli affetti. Non ostentare cinismo verso l'amore, perché, pur di fronte a qualsiasi delusione e aridità, esso resta perenne come il sempreverde. Accetta docile la saggezza dell'età, lasciando con serenità le cose della giovinezza. Coltiva la forza d'animo, per difenderti nelle calamità improvvise. Ma non tormentarti nelle fantasie: molte paure da stanchezza e solitudine. Al di là d'una sana disciplina, sii tollerante con te stesso. Tu sei figlio dell'universo non meno degli alberi e delle stelle, ed hai pieno diritto di esistere. E, convinto o non convinto che tu ne sia, non v'è dubbio che l'universo si stia evolvendo a dovere. Perciò sta in pace con Dio, qualunque sia il concetto che hai di Lui. E quali che siano i tuoi affanni e aspirazioni, nella chiassosa confusione dell'esistenza, mantieniti in pace col tuo spirito. Nonostante i suoi inganni, travagli e sogni infranti, questo è pur sempre un mondo meraviglioso. Sii prudente. Sforzati d'essere felice.
(Manoscritto del 1692 trovato a Baltimora nell'antica chiesa di San Paolo )

Hoy he decidido...(reflexión)


Hoy he decidido poner unas palabras para los que mueren todos los días o los que morimos de vez en cuando…..
Muere lentamente quien se transforma en esclavo del hábito, repitiendo todos los días los mismos trayectos,
quien no cambia de marca, no arriesga vestir un color nuevo y no le habla a quien no conoce.


Muere lentamente quien hace de la TV su gurú o quien evita una pasión, quien prefiere el negro sobre el blanco y los puntos sobre las “íes” a un remolino de emociones, justamente las que rescatan el brillo de los ojos, las sonrisas de los bostezos, los corazones de los tropiezos.


Muere lentamente quien no voltea la mesa cuando está infeliz en el trabajo, quien no arriesga lo cierto por lo incierto para ir detrás de un sueño, quien no se permite por lo menos una vez al día, huir de los consejos sensatos.

Muere lentamente quien no viaja, quien no lee, quien no oye música, quien no encuentra gracia en sí mismo, quien destruye su amor propio, quien no se deja ayudar, quien pasa los días quejándose de su mala suerte o de la lluvia incesante, quien abandona un proyecto antes de iniciarlo, no pregunta de un asunto que desconoce o no responde cuando le indagan sobre algo que sabe.


Evitemos la muerte en suaves cuotas, recordando siempre que estar vivo exige un esfuerzo mucho mayor que el simple hecho de respirar.
Solamente, la ardiente paciencia hará que conquistemos una espléndida felicidad.
Depende de como lo vivamos…

Sentimientos... (reflexión)

He leído en muchas partes que lo importante es amar. Y que al final, lo que vale es la intensidad con que amaste.
Pero nadie te dice cómo soportar las tristezas. Todos esos sentimientos de querer estar con alguien, ver a alguien y hablar con “ese” alguien, y no poder hacerlo.


Nadie te dice cómo soportar esta tristeza, cómo detener las lágrimas, cómo calmar el dolor. Ese dolor profundo e intenso que viene desde el corazón y que quiere estallar.
 Solo te quieres sentir correspondido. Cuántas veces has dicho “no vale la pena”, pero por una necesidad incontrolable continuas sintiendo lo mismo, deseando lo mismo.


Quién controla los sentimientos, el dolor, las tristezas, las lágrimas?
Cómo nace ese sentimiento de desear una palabra o algún gesto de esa persona, los cuales nunca llegarán.
Cómo controlar esas ganas de decirle “fíjate en mí”, “aquí estoy”....cómo decírselas?
Cómo quitar ese pensamiento y esa tonta ilusión de decir “algún día será”.


Cómo quitar esa idea de que esa persona nunca estará contigo?
Cómo dejar de sentir? Cómo hacer para que el corazón no sufra por eso?
Cómo detener las lagrimas?
Cómo detener este sentimiento?
"Ni una palabra asoma a mis labios sin que haya estado primero en mi corazòn"

Lunas y estrellas...(poema)

Te imagino... (poema)

Creo que puedes existir...
Sé que estás pensando en mí.
Te preguntas también que cómo soy y dónde estoy.
Yo pienso en ti.
Te imagino leyendo un libro, disfrutando de tu tiempo a solas.
Te imagino contemplando un precioso cielo azul o escuchando el sonido de las olas.
Te imagino alegre, lleno de muchas ganas de vivir y disfrutando de las cosas sencillas pero bellas que nos da la vida.
Te imagino riéndote al ver un par de niños jugar.
Te imagino pensativo al saber que las cosas no andan muy bien en este mundo.
Pero a la vez, te imagino dándole una segunda oportunidad a la vida, porque sabes que dentro de cada mala acción, hay mil acciones buenas.
Hoy he pensado en ti.
Hoy te he extrañado.
Quería tenerte a mi lado y apoyar mi cabeza en tu hombro.
Quería escuchar tu voz.
Quería sentir tus manos y tus brazos, abrazándome.
Te imagino en ese café que tanto te gusta.
Te imagino platicando juntos sobre cualquier tema, riéndonos juntos, disfrutando la vida juntos.
Te imagino en algún lugar, pensando en tus recuerdos. Pensando en aquellas personas que has conocido y que creíste que esa persona era para ti.
Yo he pensado en cuántas veces he dicho " hoy sí, al fin llegó"...pero no eras tú.
Todavía no estás aquí.
Todavía tengo que esperar un poco más por ti.
Te imagino haciendo tus cosas.
Te imagino pensando en mi.

"El Camino No Tomado" (poema)

Dos caminos divergían en un bosque amarillo
Y pesaroso al no poder viajar por ambos
Y ser un solo viajero, largo tiempo me detuve
Y escudriñé uno tan lejos como pude
Hasta donde se perdía entre la maleza.

Luego tome el otro, también ameno y llano,
Y dotado quizás de mayor atractivo,
Por su pasto suave que pedía ser hollado,
Aun cuando los que por allí pasaran
A los dos habrían gastado del mismo modo.

Y ambos esa mañana yacían igualmente
Hojas que ningún pisada había ennegrecido.
¡Oh! Seguí el primer camino un día más!
Aun sabiendo como un paso sigue a otro paso,
Dudé si debía haber regresado sobre mis pasos.

Debo estar diciendo esto con un suspiro
En algún lugar, dentro de muchos años:
Dos caminos divergían en un bosque, y yo
Yo tomé el menos transitado,
Y eso ha hecho toda la diferencia.