giovedì 11 agosto 2011

“La Balsa de la Medusa” (reflexión)

En 1816 la fragata francesa “MEDUSA” encalló
cerca de Marruecos.
Los restos del navío sirvieron como la única balsa
que mantuvo a 149 personas sin rumbo por más
de 27 días.
La dramática experiencia impulsó a un pintor a realizar
un estudio detallado de los 15 sobrevivientes.
Horrorizado retrató la íntima realidad humana en la
agonía.
Conmovió a Francia con repercusiones que tocaron
lo más hondo del alma.
Aquí observamos las diferentes actitudes humanas que
se revelan en los momentos limites de la vida.
Ahora podemos reflexionar:
¿En que lugar estaríamos nosotros?
¿Cuántas veces atravesamos situaciones y cómo
las enfrentamos?
¿Nos rendimos tirando a la deriva todas nuestras fuerzas?
¿No creemos que tenga solución?
¿Dudamos de todo y de todos?
¿Somos los que mantenemos la esperanza por encima
de todo?
¿Nos esforzamos persistentemente para llegar a la meta?
Si observamos detenidamente no se ve ningún navío
que venga a rescatarnos.
Sin embargo hay un grupo decidido a luchar hasta
sus últimas fuerzas para salvar a todos.
La Balsa representa a la Tierra y los tripulantes
a la Humanidad con las actitudes que cada uno
adopta en la vida.
“ESPERANZA”
“Todo lo que agrande la esperanza también exaltará el valor”