domenica 14 agosto 2011

Vita nuova (poema)

Detúveme junto al mar inmemorial
           hasta que el rocío de la olas cara y cabellos empapara;
           los rojos fuegos luengos del día agonizante
ardían en el Oeste; soplaba el viento horrible
y huían hacia tierra clamorosas gaviotas:
           «¡Ay!» grité, «mi vida llena está de dolor,
           ¿quién puede cosechar fruto o grano dorado
de estos páramos que sin cesar duramente trabajan?»
Mis redes se abrían enormes con roturas y fallas;
           sin embargo, como un último esfuerzo,
           en el mar arrojélas y aguardé el final.
Entonces, ¡oh gloria súbita!
           de las aguas negras de mi pasado torturado
           vi el esplendor argénteo de blancos brazos ascender!

Soneto al acercarme a Italia (poema)

Llegué a los Alpes: mi alma ardía
         al oír tu nombre: Italia, Italia mía.
         Y al salir del corazón de la montaña
la tierra avizoré por la que mi alma tanto suspirara,
y reí, como quien gran premio conquistara,
         y meditando en lo maravilloso de tu fama
         el día contemplé hasta que lo marcaran heridas de llama
y el cielo turquesa fuera oro bruñido.
.
Los pinos ondeaban como cabellos de mujer
          y en los huertos cada rama sarmentosa
          se abría en copos de floreciente espuma.
.
Pero al saber que allá lejos en Roma
          en cadenas injustas otro Pedro yacía
          lloré de ver tierra tan bella.
______________

Oscar Wilde

Oscar Wilde (personaje)